¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

miércoles, 13 de junio de 2018

Un escritor es...

Un escritor es...

Una persona que habla en silencio.

Un mundo a la espera de ser descubierto.

Un creador de pequeños universos.

Una vida con deseo de tener otras existencias.

Un observador de la realidad y la fantasía.

Un enemigo de la indiferencia.

Un artesano de la palabra.

Un espíritu que inmortaliza todo lo que ama.

Un ser que desafía a la muerte con sus letras.


¡Feliz Día del Escritor!



viernes, 8 de junio de 2018

Literatura en tiempos modernos (V)


Se debe poseer un gran sentido de la fantasía para entender uno de los dones del Arte: el poder de convertir en mágico todo lo que la realidad considera irresponsable, nimio o incluso peligroso.


lunes, 28 de mayo de 2018

Lo que sé de Antón Chéjov

Dudo que este escritor necesite presentación alguna, pero nunca está de más recordar su genialidad.
Antón Chéjov (Rusia, 1860 - Alemania, 1904) fue uno de esos autores que marcaron un antes y un después en la Historia de la Literatura. Su forma concisa de exponer los hechos, de plasmar los sentimientos de los personajes y su relación con el entorno que les rodea por medio de un narrador presente pero no invasor, ha marcado a muchos escritores del siglo XX y de principios del XXI, sobre todo a aquellos que practicamos con frecuencia el fascinante arte del relato corto.
Muchos se quejan de que es un autor melancólico, basándose únicamente en sus cuentos más populares, como La mujer del boticario, El pabellón número seis o Vanka. Sin embargo, Chejov tuvo una producción muy abundante que cubre varios géneros, desde el humor -con La lotería, Apellido de caballoUn ser indefenso o Poquita cosa-, hasta el terror -con El misterio o El monje negro-, pasando por la fantasía -con Las islas voladoras-. Además de los seiscientos cuentos que creó, también publicó cinco novelas y quince obras de teatro.
Toda la filosofía narrativa chejoviana se resume en una frase que aparece en una carta que escribió al dramaturgo Aleksandr Lázarev en el año 1889 y que hoy día es conocida como "el arma de Chéjov":
Uno nunca debe poner un rifle cargado en el escenario si no se va a usar. Está mal hacer promesas que no piensas cumplir.
En esta ocasión no recomiendo una obra por encima de otras. Dejo a los interesados que empiecen por donde más les guste, porque cualquier inicio es bueno para adentrarse en un mundo regional que poco a poco se convirtió en universal. 


lunes, 14 de mayo de 2018

Literatura en tiempos modernos (IV)


El auge de determinados géneros es proporcional a la ausencia de ciertas emociones en las vidas de sus lectores más fervientes. 


jueves, 10 de mayo de 2018

Culturetas S.A.

Casi todos hemos sufrido a esas personas que se creen cultas y/o artistas y solo hacen el ridículo. "Veo cine en versión original y subtitulado para no perderme los matices", "es mejor la música que no suena en las emisoras de radio porque es más autentica", "el español es una lengua obsoleta, por eso es mejor decirlo todo en inglés" y "solo me interesan los artistas plásticos masculinos porque las femeninas no tienen calidad" son algunas de las lindezas que regalan al mundo en cuanto tienen la más mínima oportunidad.
La Literatura no se libra de sus caramelos envenenados. Veamos los más comunes.

Las obras internacionales son mucho mejores que las locales.

Un clásico entre clásicos. Lo más curioso es que rara vez leen a escritores locales para compararlos con los extranjeros, a menos que un crítico de otro país haya recomendado a ese un determinado autor regional. Entonces es cuando se cuelgan la medalla del descubrimiento de un nuevo talento en un acto que revela su patetismo.
A modo de paradoja, cabe mencionar que este tipo de intelectuales suele limitar a los artistas locales a las barreras geográficas de su región, como a pollitos dentro de un corral, como si sus trabajos fueran minucias que solo les puede importar a cuatro pelagatos. Nada como la confianza en uno/a mismo/a para no caer en esta trampa.

Todos los artistas son progresistas, ateos y promiscuos.

Vale, esta frase puede aplicarse a cualquier disciplina artística, pero en la literaria tiene más profundidad al considerarse a los escritores como agitadores sociales.
Dicho esto, tengo que afirmar que las posiciones políticas, las creencias religiosas y las tendencias sexuales no tienen por qué determinar la actividad creativa. Existen escritores de ideología conservadora, religiosos y con una afectividad estable, y estas características no les hace tener menos talento.
Esta afirmación es otro prejuicio (y perjuicio) tan dañino como cualquier otro.

Yo solo leo libros escritos por mujeres.

Esta tendencia es de las más actuales. Muchas personas que dicen ser feministas creen demostrarlo reduciendo su mundo a eso que creen defender, sin darse cuenta del daño que se están haciendo a sí mismos y a su supuesta causa. El hecho de que me leas solo porque soy mujer no me ayuda en nada, porque no estás dando prioridad a mi talento sino a mi género. Es tan lamentable como cualquier otra discriminación, sea positiva o negativa. El mundo no debe limitarse a ningún extremo.

La literatura hecha por hombres representa los grandes misterios del ser humano. La que está hecha por mujeres solos son un puñado de anécdotas sin mucha importancia.

Sí, este pensamiento sigue vigente en el siglo XXI. Las causas y las consecuencias de este prejuicio son las mismas que la de leer solo libros escritos por mujeres sin más razón que la del género. No tengo más que decir al respecto.

La mejor forma de conocer a un escritor es leerle en su propia lengua.

Dudo mucho que quien afirme esto tenga tiempo y ganas de aprender todos los idiomas existentes en el mundo. Lo único que está haciendo con estas palabras es despreciar con petulancia el trabajo de los traductores y creerse más listo/a de lo que en realidad es.

Una persona sin formación universitaria no puede ser un buen escritor.

Lo más llamativo de este prejuicio (y perjuicio) es que muchas personas lo consideran una verdad absoluta, sean o no aficionados a la Cultura.
Al igual que unas buenas calificaciones no es garantía de un futuro laboral exitoso, un título universitario no es sinónimo de inteligencia, creatividad, sensibilidad, tenacidad y humildad, cualidades que se adquieren en la cuna y se refuerzan a lo largo de la vida hasta la tumba.
Un buen escritor surge de la practica de la lectura constante (y comprendida) y la escritura diaria (y provechosa). Así de simple.

Un escritor con talento no puede tener éxito.

¿Esta afirmación no te huele a envidia? A mí sí. Cansa el mito del artista genial alcoholizado y drogado hasta la muerte, sobre todo cuando se usa para justificar la mediocridad de alguien que no ha sido capaz de explotar sus dones y lo paga con quien menos culpa tiene.

Como todo en la vida, la Literatura es maravillosa, aunque haya zánganos que traten de empañarla con memeces.


lunes, 23 de abril de 2018

Un libro es...

Un libro es...

Un tiempo de diversión.

Un pedazo de sabiduría.

Una gran aventura.

Un viaje al interior de uno/a mismo/a.

Una manera de sacar la mejor versión de ti mismo/a.

Una máquina del tiempo y el espacio al alcance de la mano.

Una fórmula rápida y temporal de transformarse en otras personas.

Un círculo de amigos leales.

La inmortalidad de una emoción.

Una historia de amor dulce y profunda.

Un hogar portátil.

Un motivo para iniciar una conversación.

Una razón para enamorarse de la vida.


¡Feliz Día del Libro!



viernes, 20 de abril de 2018

La literatura invisible

En esta ocasión recopilo los posts que he redactado sobre los escritores que no se encuentran en la palestra cultural por distintas razones.




Espero que te ayuden a reflexionar sobre las ideas preconcebidas que existen sobre los hacedores de literatura.
¡Hasta la próxima!