¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

sábado, 23 de abril de 2011

Negro sobre blanco

Hoy es un día especial para todos los amantes de los libros. En algunos lugares como Barcelona los escritores se encuentran con sus lectores, les firman esos ejemplares que llevan con tanto mimo, intercambian algunas palabras con ellos... es un acercamiento muy especial para ambas partes.

Muchas veces he imaginado ese momento. Como lectora siempre se ha quedado en mi cabeza porque muchos de mis escritores favoritos han fallecido o no vienen a Tenerife, pero como escritora se ha convertido en lo más parecido a una sensación real.
Quizás sea por la publicación de Camino del Norte, pero desde entonces cada vez que me visualizo en esa manera siento al mismo tiempo euforía y nerviosismo, como en el preciso minuto en el que te percatas de ya tienes lo que tanto deseabas. Sin embargo, a veces también siento cierta lejanía, como si pudiera pasarle a personas que conozco pero no a mí. Quién sabe si es por uno de esos momentos de flaqueza que siempre asaltan a los que quieren conseguir algo bastante importante para ellos.

Con todo, hay dos elementos que deben sustentar a todos y a cada uno de los escritores, sean cuales sean sus circunstancias: tanto en su mundo interior como en su realidad exterior siempre hay un líquido negro y una superficie blanca. Sin estos dos elementos no puede venir todo lo demás. Parece una cuestión de sentido común, pero siempre conviene recordarlo. Por ello sigo escribiendo mientras la vida determina si algún día ocupo una de esas casetas que se levantan en el Día del Libro o en cualquier feria literaria, porque escribir es lo que hacemos los escritores, ¡lógico!

2 comentarios:

  1. El que persevera alcanza amiga...
    Más tarde, o más temprano tu momento llegará...
    No dejes de escribir. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Betty. Ciertamente, la perseverancia es la madre de todos los logros.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.