¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

martes, 28 de junio de 2011

¿De qué hablo cuando hablo de amor?

Amor. Ese sentimiento tan maravilloso y escurridizo al que no podemos permanecer indiferentes aunque algunos lo afirmen. Nacemos, morimos y nos superamos a nosotros mismos por amor.
Si observamos con detenimiento podemos apreciar que todo se rige por él en mayor o en menor medida: la pareja, las relaciones familiares, las amistades, la interacción con nuestro alrededor... las relaciones humanas están impregnadas de amor.

Con todo, el amor no es el único componente de nuestra existencia, aunque sí uno de los esenciales. Otros sentimientos como la complicidad o el resentimiento pueden acompañar a éste. La ausencia o la abundancia de amor condicionan nuestras vidas hasta extremos insospechados. Para nuestra fortuna no somos inmunes a él, porque nos hace sentir plenos, evitando que pasemos por este mundo como fantasmas.

Cuando hablamos de amor, también hablamos de otros sentimientos, de otras perspectivas, de nuestra esencia como seres humanos. Rechazar todo eso, negarlo por completo es igual que ser una hoja seca que ya en el suelo mira con tristeza el árbol desde el que cayó.

martes, 21 de junio de 2011

Carmen Cuarzo en Art & Sensitive

Art & Sensitive ha publicado un relato mío titulado "Miel en los labios". Durante esta semana podrás disfrutarlo en el primer puesto de la sección de relatos eróticos.

http://www.artandsensitive.com/relatos-er%C3%B3ticos/Posts/show/miel-en-los-labios-286

Desde aquí quiero agradecer a Elena Villamandos, escritora y responsable del área literaria de Art & Sensitive, la oportunidad que me ha brindado y felicitar al equipo de Art & Sensitive por su elegancia y naturalidad a la hora de tratar la sexualidad. ¡Gracias y sigan así!

lunes, 20 de junio de 2011

[Camino del Norte] Destino

El ser humano siempre se ha preocupado por su devenir, y para conocerlo ha recurrido a cientos de métodos, aunque el más habitual ha sido siempre su propio instinto. Con todo, este sistema puede fallar al igual que los otros, haciendo que se tomen resoluciones erroneas.

Per y Bjork se dan cuenta al encontrarse. Sacrificaron lo que tanto amaban creyendo que el Destino lo exigía. Al contrario que en las tragedias griegas, la Providencia les devuelve esa ofrenda innecesaria y deja en sus manos la decisión de qué hacer con ella.

Siempre se ha visto el Destino como un espiritu perverso, sádico hasta el límite, siempre en nuestra contra. Sin embargo, a veces puede ser generoso, benefactor, puede ofrecernos gentilmente su mano. Él te trata bien, regular o mal en función de si tienes la disposición para caminar, caerte, levantarte, no detenerte, no lamentarte, no mirar atrás... vivir.
El azar sólo trabaja a tu favor si tienes la flexibilidad, la resistencia y la convicción necesarias.

viernes, 17 de junio de 2011

El hastío de un escritor



Es cierto que los intermediarios pueden perjudicar la relación escritor-lector. Evidentemente no todos los editores son corrosivos, pero lo que sí lo son deberían dedicarse a otro tipo de empresa que no esté relacionado con la cultura.
Es increíble el descrédito que existe sobre determinados escritores y temáticas sólo porque teoricamente no son vendibles -sobre todo cuando se ha demostrado que en la práctica es todo lo contrario-, como si un libro fuese una lata de aceitunas.
Es extraño el modo que tiene el dinero de trasgiversarlo todo, aunque lo es más cuando la picaresca está de por medio.

Es lógico que los editores busquen sus beneficios, pero no que lo hagan a costa de sus principales activos: los escritores y los lectores, que también tenemos otros intereses que van más allá de esos best-sellers que garantizan sus ganancias.
No hay que olvidar que los "escritores minoritarios" tienen un público que quiere leerles y que por culpa de ese Poderoso Caballero llamado Don Dinero no pueden hacerlo y, con ello, el editor no se marca ese tanto que tan conveniente sería para su negocio.
Al fin y al cabo todos somos personas, con la complejidad que eso conlleva y que casi nunca se tiene en cuenta.

sábado, 4 de junio de 2011

[Heike en la playa] Aire

El viento liando sus dedos en tu pelo, la brisa acariciando tu rostro, la fragancia del aire entrando en tu cuerpo... Todo esto es maravilloso, aunque no lo valoramos hasta que nos falta. Esa carencia la notamos cuando estamos a solas con nosotros mismos.

Heike busca un lugar donde Peter no pueda llegar sin tener éxito en la empresa. Sin embargo tiene una carta a su favor: la distancia.
Fisica y psiquicamente no hay nadie a su alrededor que pueda influir en su decisión, sólo ella misma. Ella es quien tiene en sus manos sus días venideros y las llaves de las puertas tras las que se ocultan el cielo y el infierno.
Lejos de todo puede ver las cosas con más claridad, tal y como son... y así poder obrar de la mejor forma que crea conveniente para sí misma.

A veces la soledad es una gran amiga. Ayuda sin juzgar, no tiene intereses propios y acepta sin reservas tu manera de proceder. A través de ella puedes deshacerte de tus sogas y ampliar tu espacio. Cuando has dado con tu ansiada respuesta esa amiga se marcha tranquila, feliz. Entonces cargas tus pulmones de aire... respiras, inspiras, vives. 

Una vida sin aire es sólo desesperación... y la desesperación sólo tiene un camino.