¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

lunes, 20 de junio de 2011

[Camino del Norte] Destino

El ser humano siempre se ha preocupado por su devenir, y para conocerlo ha recurrido a cientos de métodos, aunque el más habitual ha sido siempre su propio instinto. Con todo, este sistema puede fallar al igual que los otros, haciendo que se tomen resoluciones erroneas.

Per y Bjork se dan cuenta al encontrarse. Sacrificaron lo que tanto amaban creyendo que el Destino lo exigía. Al contrario que en las tragedias griegas, la Providencia les devuelve esa ofrenda innecesaria y deja en sus manos la decisión de qué hacer con ella.

Siempre se ha visto el Destino como un espiritu perverso, sádico hasta el límite, siempre en nuestra contra. Sin embargo, a veces puede ser generoso, benefactor, puede ofrecernos gentilmente su mano. Él te trata bien, regular o mal en función de si tienes la disposición para caminar, caerte, levantarte, no detenerte, no lamentarte, no mirar atrás... vivir.
El azar sólo trabaja a tu favor si tienes la flexibilidad, la resistencia y la convicción necesarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.