¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

viernes, 17 de junio de 2011

El hastío de un escritor



Es cierto que los intermediarios pueden perjudicar la relación escritor-lector. Evidentemente no todos los editores son corrosivos, pero lo que sí lo son deberían dedicarse a otro tipo de empresa que no esté relacionado con la cultura.
Es increíble el descrédito que existe sobre determinados escritores y temáticas sólo porque teoricamente no son vendibles -sobre todo cuando se ha demostrado que en la práctica es todo lo contrario-, como si un libro fuese una lata de aceitunas.
Es extraño el modo que tiene el dinero de trasgiversarlo todo, aunque lo es más cuando la picaresca está de por medio.

Es lógico que los editores busquen sus beneficios, pero no que lo hagan a costa de sus principales activos: los escritores y los lectores, que también tenemos otros intereses que van más allá de esos best-sellers que garantizan sus ganancias.
No hay que olvidar que los "escritores minoritarios" tienen un público que quiere leerles y que por culpa de ese Poderoso Caballero llamado Don Dinero no pueden hacerlo y, con ello, el editor no se marca ese tanto que tan conveniente sería para su negocio.
Al fin y al cabo todos somos personas, con la complejidad que eso conlleva y que casi nunca se tiene en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.