¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

jueves, 15 de septiembre de 2011

Deleite y melancolía


Bendición

Cuando por decreto de las potencias supremas,
el Poeta aparece en este mundo enojoso,
su madre, espantada y profiriendo blasfemias
crispa sus puños hacia a Dios, que la acoge con piedad:

-     » ¡Ay! ¡no haber parido un nido de víboras
Antes que alimentar esta irrisión!
¡Maldita la noche aquella de placeres efímeros
En la que mi vientre concibió mi expiación!

Puesto que me escogiste entre todas las mujeres
para ser el disgusto de mi triste marido,
y no puedo arrojar a las llamas,
como una carta de amor, a este monstruo desmirriado,

haré que tu odio, que me abruma
sobre el instrumento maldito de tus ruindades,
y tanto retorceré a este árbol miserable,
para que no puedan brotar sus yemas pestilentes.»

Ella muestra así la espuma de su odio,
y,  sin comprender los designios eternos,
ella misma prepara en el fondo de la Gehena
las piras consagradas a los crímenes maternos.

Mas, bajo el amparo invisible de un ángel,
el niño desheredado se embriaga de sol,
y en todo cuanto bebe y en todo cuanto come
encuentra la ambrosía y el néctar rojo.

Juega con el viento, charla con la nube
y se embriaga cantando en el camino de la cruz;
y el Espíritu que le acompaña en su peregrinación
llora al verlo alegre como un pájaro del bosque.

A todos los que quiere amar le observan con recelo
o se envalentonan con su tranquilidad,
buscan quien primero le cubrirá de oprobio,
y prueban con él su ferocidad.

En el pan y en el vino destinados a su boca
mezclan ceniza con impuros salivazos;
con hipocresía tiran todo lo que él toca,
y se acusan de poner sus pies en su pasos.

Su mujer va gritando por las plazas públicas:
»Ya que él me encuentra bastante hermosa para adorarme,
desempeñaré el papel de los ídolos antiguos,
y como ellos quiero hacerme adorar de nuevo;

y me embriagaré de nardo, de incienso y de mirra,
de genuflexiones, de carnes y de vinos,
para saber si puedo de un corazón que me admira
usurparle, sonriendo, los homenajes divinos.

Y, cuanto me hastíe de esas farsas impías,
pondré sobre él mi frágil y fuerte mano;
y mis uñas, iguales a las de las arpías,
sabrán labrarse un camino hasta su corazón.

Como un pajarillo que tiembla y que palpita,
arrancaré ese rojo corazón de su seno
y, para saciar mi bestia favorita,  
se lo arrojaré al suelo con desdén.»

Al cielo, donde su ojo ve un trono espléndido,
el Poeta, sereno, eleva sus brazos piadosos,
y los vastos fulgores de su espíritu lúcido
le esconden el semblante de los pueblos furiosos:

-     » ¡Sé bendito, Dios mío, que das el sufrimiento
como un divino remedio a nuestras impurezas,
y como la esencia mejor y más pura esencia
que prepara a los fuertes a las santas voluptuosidades!

Ya sé que Tú guardas un lugar al Poeta
en las filas bienaventuradas de las santas legiones,
y que lo invitas a  la eterna fiesta
de los Tronos, las Virtudes y las Dominaciones.

 que el dolor es la única nobleza
en la que jamás harán mella el mundo y los infiernos,
y que es menester para tejer mi corona mística
mandar sobre todos los tiempos y todos los universos.

Mas las perdidas alhajas de la antigua Palmira,
ni los metales ignotos, ni las perlas del mar,
ensartadas en tu mano, no bastarían
para esa bella diadema, deslumbrante y clara,

porque sólo estará formada por luz pura,
tomada del santo lugar de los rayos primitivos,
y del que los ojos mortales, en su esplendor entero,
¡no son más que espejos oscurecidos y pálidos!»


                                            Charles Baudelaire



Donde quiera que estés espero que te llegue esta bendición que sólo nosotros, hijos etéreos del mundo, vivimos con deleite y melancolía,  en medio del salvaje materialismo que impera y que nos engulle sin distinción ni tregua.

jueves, 1 de septiembre de 2011

¡Hola de nuevo!

Después de un pequeño alto en el camino prosigo con este blog que tantas alegrías me ha dado. Te doy de nuevo la bienvenida a este pequeño rincón.
Si me lo permites quisiera hacer una recapitulación de las reflexiones hechas en torno al libro.


Por supuesto también puedes ver las entradas publicadas en relación con aspectos puramente literario o que afectan de algún modo a la literatura.
Como habrás visto en la parte superior del blog el libro está a la venta. Me gustaría conocer tus puntos de vistas sobre los relatos que en él se recogen, porque no hay escritor sin lector y porque no existen dos visiones iguales.
Sin más que decir te invito a no prolongar la espera de tu sillón en este espacio. Una vez más te doy las gracias por estar aquí, junto a mí.