¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

martes, 15 de noviembre de 2011

Para ser admirado


Habla Alejandro Rozitchner.

Es innegable que a todos los artistas nos gusta que nuestras creaciones sean admiradas, el hecho de tener conexión con el espectador ( en mi caso con el lector). Sin embargo, el reconocimiento comienza por el propio artista, cuando aprecía en su obra lo que lleva dentro, lo que piensa, lo que siente, lo que quería decir a través de ella. Es como verse en un espejo o escucharse en una grabadora. Sin ese reflejo la obra queda huerfana y su creador descorazonado. 
Una vez hecho este proceso y si la diosa Fortuna le sonríe, el artista recibe el aprecio de los demás, ya sea una sencilla pero significativa felicitación o un majestuoso premio.
Sea como fuere hay que mantener siempre la serenidad. Fortuna no es de sonrisa fácil, aunque si ve que luchas con paso firme, saltando cada obstaculo y sin desviarte de lo esencial puedes sacarle una carcajada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.