¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

martes, 11 de junio de 2013

Madrid

Lo recuerdo todo como si hubiera sucedido ayer. Sí, ya sé que regresé hace unas semanas, pero hasta ahora no he podido encajar todo lo que he viví en esos cinco días en Madrid y me he distraído actualizado el blog y todos las páginas que tengo.
Supongo que ya habrás visto los artículos que se han escrito sobre Delicias amargas; no he podido tener una mejor acogida en la Capital. Fue como despertar en otra realidad, donde todo tiene cabida sin prejuicio alguno. No es que esté diciendo que en Tenerife todo sea malo ni que en Madrid todo no sea bueno, pero la diferencia de perspectivas en uno y otro lugar hace que la persona que tenga un proyecto artístico y/o cultural pero ninguna credencial a nivel oficial -por así decirlo- pueda sentirse más o menos limitada. Hace que aparezcan o se disipen complejos que pueden haber calado muy hondo. Cuando uno sale de la rutina de cada día y se adentra en otras puede pensar con calma y lejanía en lo que creía lógico, y es entonces cuando se demuestra así mismo  que los limites sólo los pone uno mismo. "Viajar es vivir", dijo Hans Christian Andersen con gran acierto.
Muchos han dicho que es todo un logro llegar a Madrid con una trayectoria pública tan corta como la mía, y lo es. Sin embargo yo lo atribuyo más bien a la suerte, a la suerte de que una editora apasionada por su trabajo viera mi blog, leyera mis escritos y me propusiera publicar un libro con ella. Así, sin haberlo planificado, conocí a gente fantástica y descubrí rincones especiales. Este puede ser un buen ejemplo de esa máxima que en estos tiempos que corren se afirma y se escucha más que nunca: "las oportunidades hay que crearlas, no buscarlas". Bueno, si lo que acabo de enunciar no es exacto es aproximado. Lo importante es que contiene la esencia de lo que significa para todos los que lo han expresado o recibido como consejo. No hay mejores instrumentos para atraer la buena suerte que la implicación y la actitud positiva. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.