¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

viernes, 6 de diciembre de 2013

¡Tres años!

Sí, tal día como hoy en 2010 puse en marcha una idea que me rondaba por la cabeza hacia años pero que no había cobrado fuerza hasta unos meses antes. Publicar era un paso que me daba vértigo, porque no estaba segura de la aceptación que tendrían mis escritos ni si podría sobrellevar las consecuencias que podría traer en caso de que no saliera bien. Por fortuna todo salió mejor de lo que esperaba. Con esfuerzo e ilusión he conseguido llegar hasta aquí y espero dar más pasos hacia adelante.
Como siempre agradezco inmensamente tu apoyo y tu fidelidad, por haber estado ahí y por seguir al pie del cañón. ¡¡Gracias!!

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Escritoterapia

¿Tiene la literatura un efecto sanador? Sí, o al menos lo demuestran el auge de talleres de escritoterapia o escritura terapéutica que se está experimentando en los últimos años. ¿De dónde viene esta nueva tendencia? Quizás de los beneficios que se pueden obtener al escribir un diario y que tanto recomiendan algunos psicólogos, psicoterapeutas, coaches y psicoanalistas. ¿Esto significa que la literatura se está equiparando a la música, la danza, el teatro o la pintura en el apoyo a tratamientos psicológicos? Todo apunta que sí.
Me parece muy interesante esta nueva perspectiva que está tomando el arte literario, ya sea porque ya se está considerando oficial un aspecto que muchos conocíamos de hacia mucho tiempo o porque algunas personas lo han comprobado en la intimidad de sus casas y han divulgado las bondades de esta técnica después de obtener excelentes resultados. Por la razón que sea, estos talleres suponen una vuelta de tuerca tanto para las terapias psicológicas como para las funciones de la literatura en una época de constantes cambios como es la nuestra.
Ahora mismo me vienen a la mente algunas grandes obras y otras no tan populares que surgieron de ese modo, como los Diarios de Anaïs Nin o el de Ana Frank, Reencuentro de Fred Ulhman o Déjame de Marcelle Sauvegeot, por no hablar de esos innumerables relatos eróticos o dramáticos que se firman con seudónimos o un simple "anónimo". ¿Por qué se publican este tipo de libros? Buena pregunta... Creo que en la mayoría de los casos es un acto de purga o una búsqueda incesante de algo que no se conoce del todo, como cuando hablas con un/a amigo/a para que él/ella te ayude a dar con la clave de tu problema, aunque también hay casos en los que se ve cierto egotismo entre líneas... ¡Vanidad de vanidades!
No es un mal consejo coger lápiz y papel y escribir lo que le está pasando a uno, lo que piensa, lo que siente, esos momentos que consideras importantes en tu existencia por la huella que dejo en ti o la vida que te gustaría vivir. No, no es un mal consejo.