¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

jueves, 30 de octubre de 2014

Las hogueras del futuro


Ayer se publicaba esto en el perfil de Facebook de Las edades de Rut (www.lasedadesderut.wordpress.com). El motivo es la censura que ha sufrido en las últimas semanas por parte del sistema de la red social, ya sea a través de advertencias de la organización o de denuncias realizadas por algunos usuarios. ¿Qué tiene esto de extraño? Que la tendencia de las diferentes redes existentes es la doble vara para prohibir el erotismo y mostrar la crueldad.
Podríamos decir que es la tipica moral estadounidense que vemos una y otra vez en las peliculas y series de la televisión (recuerda que Facebook es una empresa de EEUU), pero hay otro aspecto mucho más insidioso, más recalcitrante si cabe, y eso es la denuncia de los usuarios. Lo más curioso es que para que se pueda denunciar un perfil o una página se tiene que haber enviado o aceptado la solicitud de amistad o haber dado me gusta, según sea el caso. Sabiéndose todo esto yo me pregunto lo siguiente: ¿por qué se agregan a algo que les parece ofensivo? ¿Por ir de chachis con sus amigos? ¿Por fastidiar cada dos por tres? ¿Por qué?... ¿Por qué? La gran pregunta.
Es difícil de suponer a qué pueden llevar estas políticas en unas redes que afirman ser un espacio de libre expresión para todo el mundo.
Sí, el vicio de algunas personas porque el resto de la humanidad piense y obre como ellas ha llegado al ciberespacio. Por supuesto que no estoy diciendo que todo valga, porque a mi juicio los videos o fotos de animales descuartizados o personas heridas hasta el grado más profundo del sufrimiento -entre otras barbaridades- son cosas intolerables para cualquier persona sensata, pero hay que saber dónde está frontera de la ética y dónde están los límites de uno/a mismo/a.


Así de claro. Nuestra libertad acaba cuando empieza la de los demás, y no sólo con respecto al desnudo o al erotismo.
Te dejo una reflexión bastante actual aunque surgiera hace más de treinta años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.