¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

miércoles, 28 de octubre de 2015

El espejo en el que me reflejas (2º parte)

Sigamos hablando de esas conversaciones de post-presentación...
Desde que di a conocer mis escritos he recibido todo tipo de reacciones, aunque las que más me llaman la atención son las interpretaciones que poco o nada con la que se buscaba al escribirlos. En algunas ocasiones la impresión se ve redondeada por preguntas un tanto comprometidas que son respondidas por un "no fue escrito con ese motivo" o un "tiene una ligera relación con mi vida, pero es basicamente ficción".
Esto me recuerda a un concepto poco conocido pero aplicable a todo el mundo.


¿Quién no se ha sorprendido alguna vez cuando las personas de su alrededor le dicen que posee una cualidad o un defecto que no ha percibido en sí mismo? ¿Quién no ha imaginado alguna vez que su área oculta se ilumine ante los demás? ¿Quién no ha sentido curiosidad por esa área desconocida que quizás salga a flote en algún momento?
Queramos o no, siempre existe la posibilidad de que una parte de nuestra área ciega o nuestra área oculta reluzca en nuestra zona libre. Por este motivo resulta fascinante ese contraste entre la interpretación del lector y la intencionalidad del escritor. De hecho, en muy pocas ocasiones coinciden ambos puntos de vista.
El ser humano es una caja de sorpresas, tanto para los demás como para sí mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.