¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

jueves, 25 de febrero de 2016

El idioma perfecto

Son innumerables las ocasiones en las que he escuchado "el español de allá es mejor que el de aquí", "el mejor español es el de mi país", "el español es el idioma más completo de todos" o "aprende a hablar español antes de dirigirte a mí (cuando alguien conversa una modalidad distinta a la de la otra persona) y otras tantas petulancias.
Sí, petulancias, y por varias razones:
1) Los idiomas no son ciencias exactas; son construcciones en constante evolución. Por ello nada es perfecto o imperfecto (a excepción de los sonidos guturales si se es adulto).
2) Todas las lenguas y dialectos son ricos y pobres al mismo tiempo. Nuestra lengua materna la aprendimos del derecho y del revés porque es el medio de comunicación del país donde nacimos o nos criamos desde muy pequeños, mientras que las extranjeras las conocemos solo en sus fundamentos (a menos que profundicemos en ellas por nuestra cuenta).
3) Cada modalidad de español responde a la realidad de cada país que lo habla. Hay que tener en cuenta que el español actual es resultado de la mezcla de latín, griego, hebreo y árabe. En el caso de Latinoamérica hay que añadir las influencias de otras partes de Europa e incluso de Asia y África.
Por todo esto considero que estas afirmaciones son producto de un complejo de inferioridad, de un exceso de chulería o de cierto grado de ignorancia, según sea el caso.
En conclusión, debemos respetar a los demás y a nosotros mismos en nuestras distintas maneras de expresarnos de manera oral y escrita, siempre y cuando no se caiga con demasiada frecuencia en palabras groseras.


domingo, 21 de febrero de 2016

Día de las Letras Canarias

Como ya va siendo habitual, en un rincón del Atlántico se dedican veinticuatro horas a las figuras notables y a los escritores que aún están por forjarse dentro de la literatura hecha en esas siete islas.
A diferencia de ediciones anteriores, en ésta quiero destacar los grandes cambios que se están efectuando en un panorama tradicionalmente estático. Lo más curioso es que esta transformación ha sido originada por los propios escritores -y en algunos casos junto a libreros, pintores, músicos, fotógrafos y actores- y no por las editoriales regionales, como fue el caso de Generación 21.
Cita de Letras, Escritura entre las NubesEl Libro en Blanco, Algani o Arte y Cultura Siglo XXI son algunos ejemplos de esta nueva corriente abierta a todo aquel que tenga una buena propuesta, independientemente de su curriculum. Gracias a esto muchos escritores hemos podido llegar a públicos que en teoría no les gusta nuestro trabajo, haciendo posible lo que hasta hace poco se consideraba un disparate. Aunque la trayectoria de todos estos proyectos es corta, cada evento y publicación realizados hasta el momento han tenido muy buena acogida y auguran éxitos aún mayores.
Desde aquí quiero agradecer a sus miembros haberme permitido conocer y/o participar en ellos y recordar a los que por una razón u otra no han tenido continuidad -como ha ocurrido con Versados, Grupo Tandem Las Palmas o El Vagón de las Artes, entre otros tantos- pero han abierto el camino a nuevas iniciativas que espero sigan adelante por mucho tiempo.
Al igual que el año pasado te animo a que te des un paseo por la sección de literatura local y nacional de tu librería o biblioteca más cercana. Quizás encuentres alguna joya de excelente calidad como las que se crean en otras partes del mundo. 


jueves, 11 de febrero de 2016

La soledad y su luz

La soledad es un ingrediente esencial en las primeras fases del proceso creativo. Esto no es solo aplicable a los escritores, sino también al resto del espectro artístico. Por muy sociable que se sea, hace falta estar solo/a consigo mismo/a para sacar lo que le ronda por la mente y por el corazón sin interferencias ni censuras que lo desvirtúen. En las fases posteriores, si se desea y se tiene posibilidad, se pueden contar con otras personas para que nos den su opinión o una guía para mejorar esos aspectos que no vemos por nosotros mismos y así dar el toque final a nuestra obra (en caso de no poder ser así siempre existe la "maceración": dejar el texto guardado hasta que ya apenas nos acordemos de él y lo podamos ver como un lector; entonces se podrá corregir y cerrarlo con un broche de oro. Tanto un procedimiento como el otro son igual de válidos).


¿Te resulta exagerada esta afirmación? Yo diría que no. ¿La razón? Esa paz es el anhelo de todo ser humano equilibrado, también del artista que disfruta de su trabajo y de un resultado fiel a la idea que lo inició. ¿Esto significa que una buena salud mental y creativa depende de la soledad? La respuesta está condicionada del estado psicológico del entorno.


¡Excelente afirmación! Se disfruta más de la vida cuando no se pierde tiempo ni energía en personas que no respetan nuestro espacio ni nos ayudan a avanzar. Existen muchas especies de fauna tóxica: los que usa a los demás como cubos de basura donde lanzar su porquería, los que invaden a otras con sus miedos y quejas, los que con su estrechez de miras desprecian a los que son diferentes a ellos, los que en su exaltada y egocéntrica fobia a ellos mismos invaden la intimidad de quienes se cruzan en su camino y un largo etcetera. En definitiva, gente que cree que machacando a otros se sentirán mejor, cuando en realidad lo que hacen es hundirse más y más en su lodazal de oscura miseria.
Cuando se eliminan estas personas de alrededor y se ve la soledad como una aliada para aclarar nuestros pensamientos, ordenar nuestros sentimientos y así tomar mejores decisiones desde un estado de auténtica calma, se llega fácilmente a esta conclusión:


Seas creativo/a o no, no le temas a la soledad. Mejor usa tus fuerzas para conseguir tus metas y, cuando sea necesario, defenderte de aquellos fanáticos que quieren arrebatarte la tranquilidad por el simple hecho de ser tú mismo/a.

lunes, 1 de febrero de 2016

Música que inspira (I): Vangelis



Me atrevería a decir que muy pocas personas en el mundo no han escuchado alguna composición de este gran músico, ya sea por Carros de fuego en alguna competición deportiva o por la banda sonora de películas como 1492: La conquista del paraíso, Blade Runner o El Reino de los Cielos.
Vangelis (Grecia, 1943) es uno de esos artistas que logran captar en sus obras cada una de las emociones humanas en toda su pureza. Todos los que han seguido su carrera, ya sea de manera constante u ocasional, tienen en mente alguna melodía suya por las sensaciones que le provoca, más allá de asociarla con alguien en especial, un momento grabado a fuego en la memoria o un lugar que se recuerda con alegría y nostalgia.
Para algunos especímenes como yo su música es un excelente acompañamiento en nuestras horas de creación al mantener a las musas entretenidas a nuestro lado. Temas como HymneLa petite fille de la mer, I'll find my way home o Pulstar son capaces de trasladar a uno a un estado ideal para sacar lo mejor de su talento y esquivar al tan temido bloqueo.
Si tuviera que recomendar alguno de sus discos sería el de grandes éxitos del año 2003, Odyssey. Es un trabajo que se disfruta de principio a fin y ayuda a conocer o a redescubrir el poder de la buena música.