¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

jueves, 25 de febrero de 2016

El idioma perfecto

Son innumerables las ocasiones en las que he escuchado "el español de allá es mejor que el de aquí", "el mejor español es el de mi país", "el español es el idioma más completo de todos" o "aprende a hablar español antes de dirigirte a mí (cuando alguien conversa una modalidad distinta a la de la otra persona) y otras tantas petulancias.
Sí, petulancias, y por varias razones:
1) Los idiomas no son ciencias exactas; son construcciones en constante evolución. Por ello nada es perfecto o imperfecto (a excepción de los sonidos guturales si se es adulto).
2) Todas las lenguas y dialectos son ricos y pobres al mismo tiempo. Nuestra lengua materna la aprendimos del derecho y del revés porque es el medio de comunicación del país donde nacimos o nos criamos desde muy pequeños, mientras que las extranjeras las conocemos solo en sus fundamentos (a menos que profundicemos en ellas por nuestra cuenta).
3) Cada modalidad de español responde a la realidad de cada país que lo habla. Hay que tener en cuenta que el español actual es resultado de la mezcla de latín, griego, hebreo y árabe. En el caso de Latinoamérica hay que añadir las influencias de otras partes de Europa e incluso de Asia y África.
Por todo esto considero que estas afirmaciones son producto de un complejo de inferioridad, de un exceso de chulería o de cierto grado de ignorancia, según sea el caso.
En conclusión, debemos respetar a los demás y a nosotros mismos en nuestras distintas maneras de expresarnos de manera oral y escrita, siempre y cuando no se caiga con demasiada frecuencia en palabras groseras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.