¡Bienvenidos!

¡Bienvenido/a a mi blog!

Espero que disfrutes de tu visita y que regreses pronto.

¡Gracias!

jueves, 26 de enero de 2017

De la libertad al miedo



A raíz del post De la libertad a la ofensa recordé esta cita del escritor romano. Desde aquellos tiempos hasta ahora las cosas no han cambiado demasiado. ¿Por qué? Porque es mas fácil y más cómodo no responsabilizarse de los actos propios.
Como dije en la entrada que cité, muchas personas no soportan la libertad de los demás porque su inseguridad no les permite ejercer la suya. Si no tuvieran esa insatisfacción consigo mismos no tendrían la imperiosa necesidad de obligar a los demás a vivir según sus reglas personales, como espejos en los que asegurarse de que su aspecto es el adecuado. 
Es curioso que muchos niños quieran hacerse mayores para hacer lo que les venga en gana y cuando se hacen adultos siempre busquen excusas para justificar sus acciones y no hacer frente a las consecuencias de éstas. Es curioso porque la libertad, el libre albedrío, se fundamenta en la capacidad para responder ante los pros y los contras de la vida que se elige, sin glorificar ni culpar a nadie a excepción de uno/a mismo/a, quien es el verdadero juez y el verdadero redentor. 
Por todo esto, no está de más decir que ser libre es ser valiente y saber apreciar ese valor en los demás. Así de simple.

2 comentarios:

Gracias por tu comentario.